Me sigue dando mucha risa el hecho de que estábamos viendo Doctor Who. Bien hecho, Jessiquita. Te ganaste a un whovian.